El gobierno de Eruviel desaparecieron en 5 mil mdp; En 2005, 2007, 2008 y 2009 desaparece financiamiento al fondo de pensión: Azucena Cisneros

images (4) (1)
Toluca, Méx., a 13 de octubre de 2020. Con la abstención del PRI, la Legislatura local aprobó un exhorto para que la Fiscalía, la Secretaría de la Contraloría y el OSFEM indaguen el constante desfalco financiero del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), pues de acuerdo a denuncias de trabajadores durante el gobierno de Eruviel Ávila desaparecieron e un año 5 mil millones de pesos de la dependencia.
“El patrón de saqueo al patrimonio del ISSEMYM arrancó en el gobierno de Arturo Montiel, se intensificó entre 2005 y 2011 durante el gobierno de Enrique Peña y permaneció durante la gestión del Gobernador Eruviel Ávila, cuando de manera alternada desaparecieron montos de partidas completas en los ingresos anuales de esos ejercicios”, acusó la diputada Azucena Cisneros Coss al presentar el punto de acuerdo.
Aseveró que se utilizó el subsidio anual al fondo de pensión para propósitos diversos; se condonaron deudas multimillonarias a entes públicos sin ninguna justificación aparente; y, se contrataron créditos con nuevos bancos, en arriesgadas inversiones que no han sido aclaradas.
Tras el ejercicio del 2005 cuando Peña Nieto llegó al poder, las ventas en los centros departamentales pasaron inexplicablemente de 145 millones 273 mil 100 pesos, a 9 millones 49 mil 900 pesos en 2006, para luego desaparecer cualquier registro de este concepto en los ejercicios de 2007 y 2008.
El registro el despacho privado contratado para realizar auditorías externas a las cuentas públicas del gobierno mexiquense en esos años, fue que en los ejercicios 2005, 2007, 2008 y 2009, los ingresos por “financiamiento al fondo de pensión” desaparecieron de los reportes anuales, para reaparecer en los estados contables del 2006, con el registro de 79 millones 683 mil 500 pesos.
En 2009 año de elecciones intermedias en el Edomex, el ISSEMYM registró una avalancha de 851 plazas nuevas, para luego desaparecer sin explicación alguna. También desaparece el registro de lo recaudado por concepto de “centros sociales y asistenciales” de ese año, para reaparecer en 2010 dentro del rubro de ingresos, por 19 millones 375 mil 900 pesos.
El ejercicio 2011 marca la salida de Peña Nieto del gobierno mexiquense y la llegada de Eruviel Ávila Villegas, que termina por hacer añicos el patrimonio del instituto. Ya con Eruviel Ávila a la cabeza del Gobierno Estatal, el activo circulante del organismo se reduce en casi mil millones de pesos en solo su primer año; los gastos en servicios personales crecen 18.3% y en 48.2% los servicios generales. En vísperas de elecciones, le inyectan más de mil 140 millones de pesos bajo el concepto de “inversiones financieras” e inusitadamente se registran ingresos “por clasificar” –su origen-, por otros 636 millones 32 mil pesos.
Azucena Cisneros recordó que en 2013 continúa este patrón y pese a esto, los legisladores del PRI mexiquense, con mayoría aplastante y una oposición funcional principalmente del PAN, PVEM, PRD y PT, le aprueban una a una las Cuentas Públicas al entonces Gobernador.
En la Cuenta Pública de 2013 se habla de un saldo en “Ahorro/desahorro” por más de 3 mil 443 millones de pesos y el saldo disponible en bancos se hace polvo: $87 millones 905 mil 500 pesos, de los cuales el fondo de pensión es de solo $35 millones 588 mil 600 pesos y el fondo de prestaciones de apenas $44 millones 005 mil pesos.
En 2017 se hacen observaciones al ISSEMYM por 12 millones 861 mil pesos, pero lo más grave es que a esas fechas, organismos sin claridad legal como los CUSAEM (policías auxiliares no reconocidos por el gobierno mexiquense, pero a los que se les paga seguridad social del Estado), le adeudan ya mil 200 millones de pesos.
Hasta 2018 el ISSEMYM atendía a 1 millón 108 mil 770 derechohabientes, de los cuales 362 mil 542 eran servidores públicos, 64 mil 649 pensionados y pensionistas y 681 mil 579 dependientes económicos y de aquí la importancia de que su situación financiera no ponga en riesgo la capacidad de la institución para continuar con su objeto.
De manera inexplicable, antes de irse Eruviel Ávila incrementa la deuda del Instituto al pasar de 1,523 millones que tenía en 2016 a 4,184 millones en 2017. Nunca se explicó los motivos de la deuda. Los trabajadores sostienen que con Eruviel Ávila desaparecieron 5 mil millones de pesos.
El exhorto aprobado por unanimidad pide la intervención de la Fiscalía Especializada de Combate a la corrupción, al Sistema Anticorrupción y a la Secretaría de la Contraloría y al OSFEM, para que inicie investigaciones contra quienes resulten responsables por el desfalco financiero al Instituto.
Los legisladores pidieron que se inicien los procedimientos ante autoridades para sancionar a los servidores públicos que hayan cometido faltas administrativas o delitos por hechos de corrupción en perjuicio del ISSEMyM, así como de trabajadores al servicio del estado.
Luego de que el PAN manifestara que la Legislatura no tiene función de Ministerio Público y tiene que haber una denuncia, el diputado Faustino de la Cruz de Morena, aseveró que es corresponsabilidad de los legisladores demandar a las instancias respetivas y a la Auditoría Superior cumplir con las tareas de transparentar el manejo de recursos.
“Hemos demandado desde esta tribuna que el Gobernador en turno se deslinde de su antecesor y no lo ha hecho, esta Legislatura no es Ministerio Público pero debe ser garante de la transparencia y de la rendición de cuentas”, apuntó.
Mientras que Luis Antonio Guadarrama, del PT de igual forma respaldó la propuesta pero también pidió que se cumpla con la auditoría externa que se aprobó el año pasado al organismo y no se ha presentado.

Carlos Hector Peñaloza


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *