Indígenas pierden empleos durante la pandemia en CdMx; autoridades son omisas, acusan

*Comunidades indígenas de la Ciudad de México acusan que la Secretaría de Pueblos Indígenas no ha atendido su solicitud por un apoyo ante la crisis por sanitaria, cuando gran parte de la población que trabaja informalmente en la ciudad, buena parte de ellos indígenas, necesita asistencia económica.

Ciudad de México, 6 de mayo (Pie de Página).- La repartición de los apoyos a la población indígena por parte de la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes (SEPI) es desigual y no llega a todas las personas indígenas de la Ciudad de México, acusa un grupo de ellas.Comunidades indígenas de la Ciudad de México, como se identifica este grupo, reclaman que ante la emergencia sanitaria por la COVID-19 sus miembros han perdido sus fuentes de empleo, la mayoría de ellos en el sector informal. Tampoco pueden ingresar a otros apoyos gubernamentales por la cantidad de requisitos que les piden.
Ese es el caso de José Alfredo, un electricista de 30 años, que trabaja, junto con su esposa, en la instalación eléctrica de nuevas obras.. Pero desde que inició la contingencia, no ha tenido empleo.
“Hace poco sacaron un programa de Fondeso, pero piden muchos requisitos”, asegura José Alfredo, quien se denomina mazateca. “Al principio era lo normal. La credencial de elector, el comprobante de domicilio. Después cartas de recomendación, carta de que estuvieras laborando o tuvieras un ingreso, un comprobante de arriba de 10 mil pesos, y muchos más”.
 “Ahorita todo está saturado, no hay mucha necesidad de trabajadores ahorita”, lamenta. Dice que intentó conseguir trabajo en algunas compañías donde supo que había actividad, pero los requisitos que pedían también eran demasiados.
“Fuimos a ver una empresa, El Economista, el periódico. Están construyendo un hotel y unas oficinas para su personal, pero piden muchos requisitos. Que estés dado de alta en hacienda, examen del coronavirus, examen médico aparte, son muchos requisitos que piden, y el sueldo es poco”, confiesa.
Desde hace dos meses José Alfredo no percibe ningún ingreso. Normalmente, entre él y su esposa lograban juntar 4 mil 300 pesos a la semana.En la misma petición, las comunidades piden que se emita el pago de los intérpretes de lenguas indígenas a los que la Secretaría les adeuda unos pagos. Entre ellas se encuentra Norma, también mazateca, a quien desde enero la secretaría adeuda un servicio de traducción.“Ahorita estamos presionando por esta situación, porque la mayoría tenemos gastos y es muchísimo tiempo sin tener ingresos. Cada vez se dificulta más la situación”, comenta sobre lo difícil que ha sido conseguir ingresos en estos días. Norma también es artesana, pero en estos dos meses tampoco ha podido vender mucho.

Facebook Comments