La verdadera lucha contra la pobreza en México

Por: Valeria Martínez Balderas
¡Obras y servicios! Era la consigna que se escuchaba a las afueras de la Cámara de Diputados de San Lázaro por parte de hombres y mujeres campesinos, madres de familia,
obreros, comerciantes, maestros y hasta jóvenes; todos ellos, ahora afectados directos por el recorte al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020.
Pese a las condiciones climatológicas que vivieron los plantonistas la última semana, las consignas no paraban. Los mensajes de aliento se hacían presentes: “somos un solo hombre, somos un solo ideal, adelante antorchistas hasta triunfar”. Todas sus voces en una misma, iba dirigida a los que tenían que decidir su destino, esperaban que se sensibilizaran y no resultaran afectados, querían recordarle a cada uno de ellos en cada grito, que la pobreza no tiene color.
Desde el 11 de noviembre habían esperado una respuesta a sus demandas. En sus carteles se leían frases como: “necesitamos obras de drenaje y agua potable”, pero no era para algunas zonas sus demandas, éstas eran para gran parte de la República Mexicana en donde las carencias y el mal vivir es la condición habitual.
Los mensajes que los dirigentes sociales como el de Chimalhuacán, Telésforo García Carreón, compartían entre los que permanecían en plantón, ayudaban a fortalecer la lucha, de esta forma ni el frío, la lluvia, el calor o el hambre podían influir para desistir porque la
razón estaba por delante.
Explicaban el motivo de permanecer tantos días esperando, que su lucha era por obras y servicios a los que todo individuo tiene derecho, decían: así lo marca la Constitución Política de México y además, fue una promesa de campaña de López Obrador. ¡Primero los pobres!
“Los diputados no son los que disponen del presupuesto, quien lo ejerce es el poder ejecutivo y es éste, quien los aprueba o los desaprueba; además no solo eran las demandas del Movimiento Antorchista, sino de otras organizaciones que también se encontraban
apostadas en las inmediaciones del recinto legislativo para hacerse escuchar.
La organización de los pobres de México se formó en 1974, fue el ahora secretario general, Aquiles Córdova Morán quien a base de mucho esfuerzo de convencimiento entre varios
sectores, engrosó las filas de lo que ahora se conoce como el Movimiento Antorchista, la organización más sólida y fuerte en México dedicada a erradicar de verdad la pobreza en
México.
Durante el paso de los días también se apreciaron diversos números culturales en los que la
gente se quedaba a admirar a estos artistas integrantes del Ballet Nacional, hijos de
campesinos en su mayoría, que llenaban de alegría y colorido el triste escenario. Era con
cuadros culturales, obras de teatro y poesía, como querían llamar la atención de los
senadores y decirles que en Antorcha se forman hombres y mujeres de bien, que lo único
que piden es mejorar su condición de vida ya lastimada por los gobiernos anteriores y
ahora, más por el actual que no cree en ellos.
Los rayos del sol son agradablemente cálidos después de una noche fría, todos compartían
la responsabilidad de mantener su espacio limpio, se cuidaban entre ellos, se motivaban a
continuar. “Sabemos perfectamente que el beneficio será para todas nuestras comunidades
y por eso me sumo, en el Ejido de Santa María queremos drenaje y agua potable, señor presidente López Obrador, cumpla su palabra, destacó Fabiola habitante del municipio de Chimalhuacán.
“Los antorchistas tenemos claros nuestros ideales y somos fieles a la lucha de mejores condiciones para todos. No desistiremos, los presupuestos deben ser justos para cada
municipio. Queremos obras y no moches como el presidente quiere hacerle creer a todos”,
destacó Alejandro habitante de Chicoloapan, Estado de México.
Al pasar por los alrededores del plantón se observaron rostros de incertidumbre… ¿Habrá una respuesta clara?, ¿seguirán las políticas de austeridad que solo perjudicando a los más
pobres?, Angélica nos explicó, “podrán ver nuestros rostros cansados, estar aquí implica
tener víveres y estos comienzan a escasear. Poco a poco hemos hecho colectas que nos
ayudan a sustentar los gastos, pero nuestra causa no se debilita, estamos unidos y
comprometidos a defender lo que por derecho le corresponde a nuestras comunidades”.
Tras once días de espera, se concretó el atraco a la nación, el atraco a los pobres de México
que exigieron que el gobierno cumpliera su palabra, y no lo hizo. La mayoría de los
diputados federales, que son de Morena, votaron por un PEF 2020 con partidas secretas
para el presidente, un presupuesto electorero que servirá para comprar conciencias en los
próximos comicios, un plan presupuestal que regresó tal como se fue. No se le cambio ni
una coma, ni un punto, ni una letra. El representante de los legislares dejó claro que su
papel no es de contrapeso, sino de adorno para servir los caprichos del señor presidente de
la República.
Los miles de antorchistas se mantuvieron firmes, enérgicos, pero sobre todo más unidos y
más fraternos en la verídica lucha contra la pobreza de México. Fue así como regresaron a
sus comunidades, decepcionados por la farsa de la 4T, misma que deja a millones de
personas en la misma pobreza en la que se han encontrado por muchos, muchos años.

Facebook Comments