Calificó PRD de irresponsable a “Elektra”

* Por arriesgar a empleados y clientes al operar pese a emergencia sanitaria

*** Grupo Salinas retó claramente a la autoridad al mantener sus tiendas departamentales abiertas, denunció

*** Este caso es un ejemplo de hasta dónde puede llegar la impunidad y la soberbia de un grupo económico por encima del poder del Estado

Ignacio Arellano Mora

El PRD en la Cámara de Diputados exhortó al Gobierno, al Instituto de Verificación Administrativa y a las Alcaldías de la Ciudad de México a hacer cumplir las medidas de seguridad sanitaria en las tiendas Elektra que permanecen abiertas pese a la declaratoria de emergencia por el COVID-19.

Las y los legisladores expresaron que esta cadena de tiendas, propiedad del Grupo Salinas, reta claramente a la autoridad al mantener sus tiendas departamentales abiertas, lo que es una irresponsabilidad que pone en riesgo a sus trabajadoras, trabajadores y a las personas que acuden a esos lugares.

“Mantener establecimientos abiertos, cuando sus competidores respetan la contingencia, se justifica a partir de definiciones personales y arbitrarias del consorcio y no en observación de normas generales dictadas por la autoridad facultada para ello”, señalaron.

En un comunicado, Grupo Salinas reiteró que “Elektra permanecerá abierta porque vende productos esenciales”. Aseguró que los refrigeradores, hornos de microondas, estufas y lavadoras son “esenciales para la supervivencia” de las personas que permanecen en casa e indicó que con la venta de motocicletas mantiene opciones de movilidad.

Sin embargo, el día martes 31 de marzo, la Secretaría de Salud emitió el Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 y en él se definen con claridad y minuciosidad cuáles son las actividades consideradas no esenciales.

Incluso en el nivel local, el Acuerdo citado es sumamente descriptivo de los establecimientos que por fines de prevención de la salud deben permanecer cerrados.

La bancada amarilla manifestó que las medidas deben aplicarse al pie de la letra. Por lo tanto, si se han violado las medidas de contingencia dictadas por las autoridades federales y locales, éstas deben hacerse cumplir.

“El caso de las tiendas Elektra es un ejemplo de hasta dónde puede llegar la impunidad y la soberbia de un grupo económico por encima del poder del Estado”, añadió.

Recordó que Grupo Salinas ha sido un grupo influyente en este Gobierno.

Su principal accionista, Ricardo Salinas Pliego, es el tercer hombre con mayor riqueza en el país y es asesor directo del Presidente y objeto de diversas deferencias por parte del Ejecutivo a pesar de litigar contra el Estado Mexicano el pago de 32 mil 460 millones de pesos en impuestos y a pesar de ser investigado por el fraude en Fertinal.

“La autoridad debe responsabilizarse ante la prevención de la salud y el control de la emergencia sanitaria. No puede estar determinada por las decisiones empresariales de un grupo económico. A menos que ese grupo sea capaz de tener un trato diferente desde el Ejecutivo Federal y mantener una condición de excepción por encima de la autoridad y la ley, nada justifica que el afán de ganancia de un grupo económico esté por encima de la salud pública”, concluyó el PRD.

Facebook Comments